Top cosas que tienes que saber si vas a Japón

0

Viajar a Japón, para muchos puede ser una experiencia desconcertante. La tecnología avanzada de ese país, sus costumbres y su modo disciplinado de vida, pueden ser un choque para cualquier persona del mundo oriental.

Antes de pisar Japón, se requiere de un reseteo mental, pues desde su forma de saludar hasta su forma de transitar por las calles, es totalmente diferente a lo acostumbrado en más de la mitad del planeta. Por esta razón se deben conocer algunas cosas antes de visitar este imponente y avanzado país.

10.- El saludo japonés

 Se basa en una respetuosa reverencia, los japoneses guardan distancia, no se tocan, no chocan las manos, ni se besan, ni se abrazan, y aunque solo se es un turista, respetar sus costumbres es lo más sabio al llegar a Japón.

9.- Los sanitarios de Japón

 Quizá al bajar del avión y entrar al aeropuerto, puede sentirse la necesidad de un respiro a solas. Entrar a un sanitario de Japón, lavarse el rostro y respirar unos segundos, es un buen comienzo para adaptarse al extremo control del día a día japonés.

Los sanitarios en Japón son sorprendentemente limpios, tal vez más que cualquiera que se haya conocido, incluso el de una sala de quirófano. Se verán flores, paños desechables incluso se escuchara un fondo musical.

El inodoro de Japón, como todo lo que diseñan, es moderno y recargado de funciones, tanto que parecerá un robot, aunque en algunos baños públicos puede estar disponible la opción del sanitario en el piso, usarlo parecerá orinar en un inodoro sembrado en un hoyo.

8.- Es un reto comprender el manejo de los multifuncionales dispensadores de bebidas

 Y es que al salir del sanitario, quizá apetezca una bebida, y para ello están dispuestas grandes máquinas expendedoras no solo de golosinas y bebidas, sino además se encontraran en ellas, camisetas, ropa interior, toallas e incluso hasta comida.

Para usarlas se requieren monedas, no todas reciben tarjetas extranjeras. Y a propósito del dinero metálico, este nunca debe usarse como propina, se estaría cometiendo una ofensa. Un japonés no trabaja por dinero, su compromiso es social y su salario no es el incentivo para laborar, ellos son educados para servir y pensar en colectivo, no de forma individual. De manera que recibir una propina es ofensivo para ellos.

7.- En Japón no se habla inglés

Y pasados unos días en cualquier ciudad japonesa, el cerebro estará cargado de un sonido algo musical, pues al hablar todos se escuchan cantando.

6.- En Japón es común ver personas con mascarillas para respirar

 Si un japonés sufre algún resfriado, no sale a la calle sin pensar en los demás, ellos siempre piensan en colectivo, nunca de forma individual, es algo que nunca se debe olvidar al visitar Japón. De manera que no es de extrañar que teman contagiar a otros con algún resfriado común.

5.- La discreción en Japón prevalece para todo

 El sonido del celular y las conversaciones son en tono bajo, al punto que se duermen públicamente en un sueño profundo, incluso mientras van en el tren. Sonarse la nariz o estornudar en público no es bien vista por el japonés

4.- La comida es variada

Aunque las recetas con arroz prevalecen en Japón no son vegetarianos, ni solo comen arroz, y hasta las máquinas expendedoras de “todo” despachan cangrejos e incluso huevos cocidos.

Al comer tienen algunas costumbres arraigadas, por ejemplo, si se pincha el arroz con los palillos, se estará ofreciendo el plato a los muertos y solo en los funerales se utilizan para servir la comida.

Otra costumbre del japonés al comer, consiste en mojar el nigiri con soja solo por el lado del pescado y nunca por el lado de arroz. Algo importante en Japón que nunca se debe olvidar es su higiene, caminar con el vaso desechable hasta el dispensador de basura, es tan natural como respirar.

La higiene alcanza incluso al calzado, pues este solo se lleva en la calle por ser considerado antihigiénico, al punto de no pisar un restaurant o un hogar con zapatos ya que contaminan de microorganismos callejeros la pulcritud de sus estancias. Una costumbre pulcra que todos en el planeta deberían copiar.

3.- Al usar su ropa típica, se debe conocer su significado

 En Japón todo es un ritual, y nada se hace de manera fortuita, asi como se sirve y se come de manera distinta en un funeral, también se viste de manera distinta al difunto.

Al vestir luciendo un yukata por ejemplo, este se debe cerrar con el lado izquierdo sobre el lado derecho, y solo al revés cuando visten a un difunto.

2.- Al viajar a este país, se debe aprender su diferente organización peatonal y de tránsito

 El conductor del automóvil va del lado derecho, y se conduce del canal izquierdo. Las señales de tránsito se basan en símbolos, son sin letras, algo ventajoso para quien no manea el idioma.

La velocidad máxima de una autopista es de 110 km/h esto deja claro que a pesar de ser los dueños de los diseños de alta cilindrada, los japoneses diferencian muy bien un coche familiar de un coche de carrera, pues en las carreteras la velocidad no supera los 80 km/h y en la ciudad los 50 km/h.

Al visitar Japón, se debe también respetar al 100% el paso de cebra o rayado peatonal, a propósito de este sistema, el Shibuya de Tokio es mundialmente conocido, se trata del rayado peatonal a la salida de la estación de tren del mismo nombre. Y es considerado el cruce peatonal más transitado de todo el mundo.

1.- La puntualidad japonesa

 Es otra de las costumbres a respetar en Japón, una de las demostraciones es su red ferroviaria, cargada de eficiencia, si por alguna razón se debe acudir a algún evento pautado a una hora, no se debe llegar ni un minuto antes ni un minuto menos.

Para quienes son algo despistados, infórmales e improvisadores, Japón será un lugar demasiado estricto, sin embargo adaptarse no es tan complejo, pero se recomienda como el paraíso turístico de personas preferiblemente organizadas, a quienes les ira mucho mejor disfrutando de su disciplina.

En definitiva al visitar Japón es muy conveniente ser respetuoso de su disciplina y estrictas costumbres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *